judit
per en 21 Març 2012
1,042 Vistes

Las ganas de chillar, de destrozarlo todo... No se van... Habitan en mi interior como otra parte de mi, como la parte mala que nadie querria ver nunca, como mi otro yo, como si fuera otra persona capaz de destrozar todo lo que habia conseguido hasta entonces....

La rabia se apodera de mi cuerpo, me controla, doy golpes sin saber como, doy golpes a todas partes, mis pequeños puños estan completamente rojos, como un señal inequivoco de lo que ha pasado.

Me derrumbo, el mundo en el que vivo y el que yo cree se derrumban mientras lo destrozo todo, mis ojos rompen en lagrimas, y se que ya nada volvera a ser lo mismo.

Sigues el primer a qui li agrada això.