Andrea
per en 22 Novembre 2010
931 Vistes

- Querida niña, sécate tus lágrimas porque tú también irás al baile. 
Y le dijo Cenicienta: 
- ¿Pero cómo si no tengo vestido ni zapatos, ni carruaje para llevarme? 
Y el hada, con su varita mágica, transformó una calabaza en carruaje, unos ratoncillos en preciosos caballos, y a Cenicienta en una maravillosa joven que mas se parecía a una princesa. 
Y le avisó: 
- Tu irás al baile, pero con una condición: cuando el reloj del Palacio dé las doce campanadas, tendrás que volver enseguida porque el hechizo se acabará. 

Després de tota una tarda estudiant necessito para una estona que m'estic estresant :S

vaig a veure la cenicienta... a veure si em disctrec una mica i deixo de pensar en els examens, en les mitjes i tot el que tingui a veure amb les classes 

 

andreaa.(:

Sigues el primer a qui li agrada això.
Daniel OG
molt típic de tu 😃
23 Novembre 2010